Warhammer Underworlds a partir de Stormbringer

Llevaba ya un tiempo contemplando la posibilidad de jugar a Warhammer Underworlds. Sobre todo porque había leído que en la colección de Warhammer Stormbringer vienen 7 bandas de miniaturas de las que se usan en el juego (a partir de ahora me referiré a esas bandas como bandas SB). El caso es que empecé a indagar en los chats de la comunidad, en Internet e incluso pregunté en la tienda Warhammer. Tras digerir toda la información, hacer las compras e impresiones pertinentes y realizar una partida de prueba, aunque me queda mucho por aprender, estoy en condiciones de darle la charla "de novato a novato" a todo aquel que quiera repetir esta experiencia.


Una de las bandas que vienen con Stormbringer.

Lo primero es entender el material que es necesario para jugar a Underworlds, partiendo de que tenemos las miniaturas de 1 banda (cualquiera de las 7 que vienen en la colección). Las miniaturas necesitan sus correspondientes cartas de guerrero. Estas cartas identifican a cada miniatura y nos proporcionan sus datos o stats. Hay más cosas importantes en las cartas, pero estamos viendo qué necesitamos para jugar por lo que con lo comentado es suficiente.


La única forma de conseguir oficialmente las cartas de guerrero es comprando la banda. Pero como ya tenemos las miniaturas, no queremos comprar la banda (suponiendo que siga a la venta… que esa es otra). Así que, o bien tenemos suerte en las webs de ventas de productos de segunda mano, o bien tenemos que echar mano de ciertos sitios web que proporcionan las imágenes de las cartas y hacérnoslas nosotros.


Notar que si vamos a jugar con algún amigo que ya esté metido en esto y tiene alguna de las cajas de temporada, puede prestarnos todo menos las cartas de guerrero. Pero voy a contar con que no tenemos ese amigo.


Además de las cartas de guerrero, cada banda tiene asociado un mazo de rivales. Esto es una colección cerrada de 32 cartas (12 de objetivo, 10 de ardides y 10 de mejoras). Si bien estamos en una situación parecida a lo que pasa con las cartas de guerrero, el mazo de rivales podría ser sustituido sin problemas por un mazo de rivales universal, que valen unos 22€. Los mazos universales tienen una vigencia limitada a nivel competitivo. Pero si partimos de que nuestras cartas de guerrero están impresas… esto ya nos deja fuera de ese entorno de por sí. Estamos considerando que vamos a jugar en casa o de pachanga.

Hasta aquí es fácil. Ahora necesitamos materiales un poco más complicados para el mundo DIY: tokens, tablero y dados.



Un ejemplo de despliegue de medios...

Los tokens vienen con cualquiera de las cajas y es fácil que puedas comprar de segunda mano. En general, la diferencia entre temporadas es meramente gráfica, pudiendo existir alguna temporada que tenga algún token especial pero no es importante dado que los tokens de daño son a su vez tokens genéricos por la otra cara, lo que nos permitiría utilizarlos para cualquier fin.

Con los dados pasa como con los tokens. Los puedes encontrar fácilmente de segunda mano. Necesitarás por lo menos dados de ataque y defensa. Pero cuidado, porque dependiendo del mazo que vayas a jugar podrías necesitar dados de magia (incluso si no hay magos en el mismo…).


Los tableros son más complicados de conseguir porque la variación no es meramente gráfica, sino que también varían los elementos que contienen. Al igual que con las cartas, existen páginas de internet en las que podrías descargar e imprimir las imágenes de los tableros. Así como con las cartas lo veo sencillo (sin pretenderlo he llegado a ser un maestro del proxy de cartas), para los tableros lo veo un poco más complicado.


Por último, necesitarás aprender a jugar. Conseguir las instrucciones es algo más sencillo. Al menos actualmente tenemos las instrucciones del juego disponibles en páginas de Games Workshop:

 

Las instrucciones de la caja de inicio son más sencillas y tienen menos elementos, al igual que sus tableros.


Resumiendo. No podemos comprar las cartas asociadas a las miniaturas sin las miniaturas (rarísimas excepciones de segunda mano) y necesitamos las cartas de guerrero que imprimimos. Podemos optar por imprimir las cartas del mazo de rivales de la banda o utilizar un mazo de rivales universal. Y aunque podríamos imprimir tokens (algunos a dos caras), tablero y comprar dados en blanco y dibujar los simbolitos a dos caras… no deja de ser una chapuza. El objetivo es aprovechar las bandas SB, no hacerse un juego en plan Print&Play. Por lo que para tokens, tableros y dados optamos por una caja de Warhammer Underworlds.


Tenemos dos opciones básicas: caja de inicio o caja de temporada. Y dentro de las cajas de temporada tenemos como opción principal la más reciente o cualquiera de las anteriores.


Aquí es donde está el dilema. ¿Qué queremos realmente? Si queremos aprovechar las bandas SB y jugar en casa de pachangueo es una cosa. Si esto de aprovechar las bandas es sólo una excusa para que cuele la entrada de un juego nuevo en casa sin que tu pareja te estrangule, es otra.


Ventajas de comprar la caja de inicio. Lo primero, son 50€ en lugar de 80€ que vale la caja de temporada (OJO, mi experiencia es actual y hablo de la caja de Wintermaw). Lleva dos bandas (miniaturas y cartas), dados, reglas, un manual con unas 50 páginas explicando una partida completamente guiada usando los mazos prebarajados que lleva, dos tableros y todos los tokens que puedas necesitar. ¿Contras? Los mazos de rivales que trae no son universales (no te valen para las bandas SB) y no trae dados de magia.


Las desventajas de la caja de inicio se suplen con la caja de temporada. La diferencia de precio está más que justificada si tenemos en cuenta que la caja de temporada va a llevar además de lo que lleva la de inicio otras 2 barajas universales (que serán unos 44€ si las queremos comprar por separado) y dados de magia.


Llegado a este punto está claro que una caja de temporada es mucho mejor opción que la caja de inicio. Pero no hemos acabado con el dilema. ¿La más nueva o cualquiera de las anteriores?. Para jugar en casa no existe diferencia notable. Si crees que vas a caer en las redes de Warhammer Underworlds y es posible que acabes jugando de manera oficial… Recuerda que con las bandas que vienen en Stormbringer lo vas a tener complicado y que tanto tableros como mazos universales pueden quedar obsoletos por lo que lo mejor es adquirir la caja de temporada más reciente (Wintermaw en el momento de escribir estas líneas).


También puedes usar la regla universal de "pillas la caja que más te guste". La verdad es que me costó una semana de meditación aceptar a los payorrayos y a los comecarnes en mi corazón. Sobre todo porque los huesitos de la caja de inicio ya me habían hecho ojitos.



Payorrayo haciendo lo que mejor sabe... canalizar amperios.

¿Qué he hecho yo concretamente? No soy un ejemplo a seguir porque tengo impulsos consumistas… pero mi solución ha sido imprimir las cartas de guerrero y mazos de rivales de las bandas SB (impresas en papel fotográfico mate de grosor similar al de las cartas, recortadas con guillotina y con los bordes redondeados con un troquel). Las cartas de guerrero, que son a dos caras, con fundas transparentes. Las cartas de objetivo, con fundas de color amarillo por detrás. Las cartas de poder, con fundas de color azul por detrás. Esto no es sólo porque las cartas impresas funcionan mucho mejor enfundadas, sino porque de cara a jugar en formato Némesis es interesante enfundar las cartas con fondo opaco para que no haya pistas sobre la procedencia de las cartas robadas, dado que pueden existir diferencias entre las traseras de distintas ediciones.


En primera instancia, compré la caja de Wintermaw. Con eso ya tengo la opción de jugar con las bandas SB y las dos bandas que trae la caja tanto en formato Rivals (usando los mazos propios de las bandas o reemplazándolos completamente por mazos universales) como en formato Nemesis (mezclando cartas de un mazo de banda con cartas de un mazo universal).


Lo que pasa es que, como ya he comentado, los huesitos de la caja de inicio me hicieron ojitos y no tuve más remedio que comprar también esa caja una semana después. Pero al menos esto me ha permitido comparar las cajas en relación al objetivo de aprovechar las bandas SB y descubrir aspectos que nadie me había mencionado (no por malicia, claro está…) como que la caja de inicio no lleva los dados de magia.



Huesitos haciéndome ojitos.

 

La adquisición de la caja de inicio también me hizo mucho bien en otro aspecto. La semana anterior había leído las instrucciones de Wintermaw y habíamos hecho un amago de partida en casa que fue bastante desastroso. Pero haber leído las instrucciones de Wintermaw (más complejas que las de la caja de inicio)


Bonus: Soy una patata casada, con hijos  y muy ocupada… por lo que la caja de inicio tuvo una serie de consecuencias adicionales. La primera que es más fácil convencer a mi pareja de que juegue conmigo a Underworlds con los marines espaciales… perdón, con los stormcasts que vienen en la caja de inicio que con los payorrayos o los comecarnes de Wintermaw. La segunda, que jugar con ella la partida completamente guiada fue un acierto y parece que se abre la posibilidad de jugar a Underworlds con ella también. La nueva frase favorita de mi mujer es "y me das un punto de gloria".


BONUS 2: Pues me acabo de encontrar con una novedad adicional... Resulta que existen unas reglas para jugar a Underworlds en solitario. Se pueden descargar aquí. Y en las instrucciones pone que en lugar del enemigo propuesto, se podría jugar con un Orruk Megaboss, que viene en el número 68 de Stormbringer.

Comentarios

Ruber Eaglenest ha dicho que…
Una pregunta. Si juegas de forma amistosa y el contrincante tiene todo oficial de Underworld. No necesitas imprimir tablero ni tokens. Solo necesitarías el mazo ¿No?

Entradas populares